Arxiu d’entrades
Connectar

FAPA-Valèn​cia 9-11 de febrer de 2013

Menys corrupció i més educació

Milers
de professors, pares i alumnes es manifesten a València per l’escola pública i
en valencià

Professors,
pares i alumnes han eixit una vegada més als carrers de la ciutat de València
per a defensar la necessitat d’una escola pública i en valencià, en una
protesta que posa el punt i final a una setmana en la qual els estudiants
convocaren una vaga general.


La plaça de
Sant Agustí de València ha sigut novament el punt de partida d’aquesta
protesta, convocada per la Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic, i que
tenia com a lema “Front a les retallades i a la LOMQE, defensem l’escola
pública i en valencià”, i que ha congregat a milers de persones.

Segons les autoritats hi havia un miler de persones i segons els convocants han
assistit a l’acte 13.000. S’han manifestat en un ambient tranquil i sense
incidents, i han corejat consignes com “menys corrupció i més
educació” o “menys policia i més educació.

Les al·lusions a la corrupció política també es podien llegir en algunes
pancartes, els lemes de les quals eren “més recursos educatius i menys
sobres de diner negre”, al costat de moltes frases de rebuig a la “llei
Wert” i en defensa d’una educació “pública, valenciana i de
qualitat”.

La portaveu de la Plataforma, Manoli Carrero, ha explicat que “l’objectiu
d’aquesta manifestació és tornar a expressar el rebuig de la comunitat
educativa a la LOMQE, promoguda des del Ministeri d’Educació. Eixim al carrer
per a manifestar el nostre rebuig a l’avantprojecte de llei educativa del
ministre Wert i a la greu situació actual de retallades i de desmantellament
que està patint l’educació com a servei públic fonamental”.

Carrero ha denunciat que aquesta és “una llei de segregació, que suposa
una reculada als anys quaranta i veurem com un 80% o 90% de l’alumnat es
quedarà pel camí, perquè s’enfocarà únicament de cara als xiquets amb
talent”.

La marxa ha
finalitzat amb la lectura d’un manifest, en el qual han explicat que aquest no
és el seu model d’ensenyament. Aposten per un altre, basat “en la
cooperació, la solidaritat, la formació en valors, la lluita contra les
desigualtats socials i en l’atenció personalitzada a l’alumnat”.

En el manifest,
els convocants també han denunciat que mentre “uns reben sobres” en
al·lusió als suposats sobresous del PP, en educació veiem com “es retallen
els pressupostos, les beques de transport, menjador i llibres de text, els
salaris i les plantilles de professorat”.
Clamor contra la LOMCE

Miles de personas se manifiestan
en Valencia contra el anteproyecto de Ley Educativa y para reclamar enseñanza
pública universal – La corrupción centró la marcha

Miles de personas se han
manifestado este sábado en Valencia para mostrar el rechazo de la comunidad
educativa al anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa
(LOMCE) y para reclamar una enseñanza pública universal y con mayor inversión
al grito de “más educación, menos corrupción”.

La marcha, convocada por la
Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic, ha partido a las 17.30 horas
desde la plaza de San Agustín de Valencia, y ha convocado a miles de personas,
que portaban pancartas en las que podían leerse consignas como ‘más recursos
educativos y menos sobres con dinero negro’, ‘salvemos la escuela’ o ‘devolved
el dinero de la corrupción y los ladrones a prisión’.

Muchos de los asistentes llevaban
en la cabeza cascos amarillos de papel como método de protección simbólica de
la comunidad educativa frente a las “agresiones” de los Ejecutivos
central y autonómico a la educación pública.

La portavoz de la plataforma,
Manoli Carrero, ha explicado a los medios que su rechazo a la LOMCE se basa en
que esta nueva norma supondrá el “desmantelamiento” del sistema
público de enseñanza y retrotrae al país a los años 40, con un sistema
“segregador” enfocado a “los niños con talento”.

Así, se ha preguntado “en
qué posición se va a quedar el niño que no tenga talento” y ha resaltado
que desde la plataforma defienden una enseñanza basada “en la cooperación,
en la solidaridad, los valores, la lucha contra las desigualdades sociales y la
atención personalizada del alumnado”.

En su camino hacia la calle
Colón, una de las principales arterias del centro de la ciudad, se han ido
incorporando a la manifestación distintos colectivos, entre ellos los
‘iaioflautas’, que luchan “por defender el futuro de hijos y nietos”
o la coordinadora de profesorado interino de la Comunitat.

ESCUELA PÚBLICA Y EN VALENCIANO

Al término de la marcha se ha
procedido a la lectura de un manifiesto en defensa de la escuela “pública
y en valenciano” en el que han denunciado que el anteproyecto de la LOMCE
“margina al valenciano” al “limitar drásticamente la
inmersión”, tendrá además un impacto negativo en los derechos del
profesorado y elimina la participación democrática en los centros.

“Estos días hemos
presenciado el lamentable y vergonzoso espectáculo de los sobresueldos (…) y
mientras unos reciben sobres con dinero, otros recibimos recortes”, reza
el manifiesto, en el que la plataforma también ha advertido de que si no se
retira la ley, los presentes no la piensan aplicar en aquello que dependa de
ellos. “No queremos que nuestro alumnado, nuestros hijos e hijas, formen
parte de una generación perdida”, han concluido.

La Safor tendrá 18
unidades educativas menos y la Ribera perderá 20 profesores

El borrador para
reordenar los centros en el próximo curso y los recortes afectan a medio
centenar de colegios

Los recortes de la Conselleria de Educación para el
curso escolar 2013-14 se traducirán en 18 unidades menos en Infantil, Primaria
y Educación Especial en la Safor. La Generalitat justifica esta reducción por
el aumento de la ratio de 20 a 30 alumnos por aula en el segundo ciclo de
Infantil y de 25 a 30 en Primaria que dictaminó el ministerio en julio. Los
datos se recogen en el borrador de arreglo escolar, el documento de
planificación que publica la conselleria para el próximo curso, sometido a un
periodo de alegaciones que finalizará el 12 de febrero.

En Gandia se suprimirán una unidad de Infantil y otra de Primaria en el CP
Josep Camarena, una de Infantil en el CP Joan XXIII, en el Grau, y una más de
Educación Especial en el CEE Enric Valor. En Oliva pierden una unidad de
Primaria los colegios Alfadalí y La Carrasca, y una de Infantil en el Lluís
Vives.

En el resto de la comarca, el colegio La Murtera de Ador/Palma pierde una
unidad de Infantil y otra de Primaria. Los centros que tendrán una unidad de
Primaria menos serán el Gregori Maians i Ciscar de Bellreguard, el Sant Marc de
Beniarjó, el Oliveretes de Miramar, el José Pedrós de Piles, el Beato Carmelo
de Real de Gandia, el Verge de la Font de Villalonga, y el colegio de
Almiserà/Llocnou de Sant Jeroni. Los centros que pierden una unidad de Infantil
son el Francesc Carròs de la Font d’en Carròs, y el Joanot Martorell, en
Xeraco.

Por otra parte, el arreglo escolar contempla la creación de unidades de
Primaria; una en Almiserà/Llocnou, dos por catálogo en el CP Hort de Palau
(Oliva), y una más en el CP Alfàndech de Tavernes de la Valldigna. Se crearán
unidades de Infantil en el CP Hort de Palau de Oliva y en el Sant Antoni de
Pàdua de Xeresa, pero en ambos casos sólo habilitadas durante ese curso. Habrá
una unidad más de atención a la diversidad en el Benipeixcar (Gandia) y en el
Gregori Maians de Bellreguard.

Y en la Ribera, la pretensión de la conselleria de modificar para el próximo
curso la plantilla tipo de los colegios de primaria podría dejar a 18 centros
con un profesor menos. El recorte afectaría a los colegios de entre 12 y 17
unidades. En total, según los datos que maneja el Sindicat de Treballadors de
l’Ensenyament (Stepv), el número de profesores afectados por recolocaciones se
acercaría al centenar. Se trata de docentes que en algunos casos llevan más de
dos décadas en su puesto y que pasarán a otro colegio de la Comunitat Valenciana.

La orden que lo regula no se ha publicado, pero Educación ya ha mostrado en
varios foros su intención de realizar estos cambios. Los colegios afectados son
los de las localidades de mayor tamaño -cuatro en Alzira, dos en Carlet y otros
dos en Alginet, además de otros en Carcaixent, Algemesí, Sueca o Benifaió-.

Además, la conselleria tiene previsto suprimir 12 aulas de infantil y cinco de
primaria en colegios de 13 municipios en el próximo curso. El borrador plantea
la supresión de aulas en Manuel, Massalavés, Almussafes, Alzira, Carcaixent,
Catadau, Corbera, l’Ènova, Senyera, Llaurí, l’Alcúdia, Polinyà de Xúquer y
Villanueva de Castellón.
Padres, profesores y alumnos se
manifiestan por una educación pública de calidad

Miles de
personas han secundado esta protesta, que pone el punto y final a una semana en
la que los estudiantes convocaron una huelga general

Profesores, padres y alumnos han salido una vez más
a las calles de la ciudad de Valencia para defender la necesidad de una escuela
pública y en valenciano, en una protesta que pone el punto y final a una semana
en la que los estudiantes convocaron una huelga general.

La plaza de San Agustín de Valencia ha sido
nuevamente el punto de partida de esta protesta, convocada por la Plataforma en
Defensa de l’Ensenyament Públic, y que tenía como lema ‘Front a les retallades
i a la Lomce, defensem l’escola pública i en valencià’, y que ha congregado a
varios cientos de personas.

Un millar de personas según las autoridades que han
controlado el acto y 13.000 según los convocantes, se han manifestado en un
ambiente tranquilo y sin incidentes, y coreando consignas como “menos
corrupción y más educación” o “menos policía y más educación.

Las alusiones a la corrupción política también se
ha leído en algunas pancartas, en las que podía verse lemas como “más
recursos educativos y menos sobres de dinero negro”, junto a muchas frases
de rechazo a la “ley Wert” y en defensa de una educación “pública,
valenciana y de calidad”.

La portavoz de la Plataforma, Manoli Carrero, ha
explicado a los medios de comunicación que el objetivo de esta manifestación es
volver a expresar el rechazo de la comunidad educativa a la ley orgánica de
Mejora de la Calidad Educativa, promovida desde el Ministerio de Educación.

“Salimos a la calle para manifestar nuestro
rechazo al anteproyecto de ley educativa del ministro Wert y a la grave
situación actual de recortes y de desmantelamiento que está padeciendo la educación
como servicio público fundamental”, ha explicado.

Carrero ha denunciado que ésta es “una ley
segregadora” que supone un retroceso “a los años 40” y con la
que “el 80 o el 90 por ciento del alumnado se quedará por el camino”,
porque se va a enfocar únicamente “a los niños con talento”.

La marcha ha finalizado con la lectura de un
manifiesto en el que han explicado que éste no es su modelo de enseñanza y han
apostado por uno basado “en la cooperación, la solidaridad, la formación
en valores, la lucha contra las desigualdades sociales y en la atención
personalizada al alumnado”.

En su manifiesto los convocantes también han
denunciado que mientras “unos reciben sobres” en alusión a los
supuestos sobresueldos del PP, en educación ven como “se recortan los presupuestos,
las becas de transporte, comedor y libros de texto, los salarios y las
plantillas de profesorado”.

“No quieren ciudadanos críticos, sino curritos”

Miles
de personas se manifiestan en Valencia contra la ‘ley Wert’ y los recortes

El rechazo a la reforma educativa
que impulsa el Gobierno sacó este sábado a la calle a miles de personas en una
manifestación que recorrió el centro de Valencia para defender una enseñanza
pública, de calidad y en valenciano. Así lo pedían numerosas pancartas en
contra del anteproyecto de la ley Wert y de los
recortes que ha sufrido el sistema público con la crisis.

Los lemas como “salvemos la
escuela” o “l’educació és un dret, no un negoci” se mezclaron con los
que denunciaban la corrupción. De hecho, los manifestantes arrancaron la marcha
convocada por la Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic al grito de “menys
corrupció, més educació
”. Una consigna que se ha repetido en las movilizaciones estudiantiles
de esta pasada semana contra el anteproyecto de ley Orgánica de Mejora de la
Calidad Educativa (LOMCE).

La nueva norma supondrá el
“desmantelamiento” del sistema público de enseñanza y una vuelta a los años
cuarenta, criticó la portavoz de la plataforma, Manoli Carrero.

“Este no es nuestro modelo de
escuela pública”, recalcaba el manifiesto de la protesta. Tampoco es el de
Eduardo M., profesor de Massanassa, que destacó: “Ya no quieren ciudadanos
críticos y libres, sino curritos”. “Lo que más me preocupa es que la escuela
pública acabe privatizada y que solo accedan a una buena educación los que
puedan pagarla”, opinó Sandra Chozas, de 42 años, con un cartel que enterraba
la escuela en un ataúd.

Muchos asistentes llevaban cascos
amarillos de cartón como protección simbólica frente a las “agresiones” a la
educación pública. La manifestación coincidió con el primer aniversario de la
llamada primavera valenciana. “Nuestro objetivo era reclamar por nuestros
derechos y la calidad de la enseñanza. Ha pasado un año y estamos peor”, se
quejó Ana, estudiante de Ciencias Políticas.

 

Commentaris tancats.